Dos hermanitos mueren en incendio de su vivienda en San Francisco de Macorís

Las víctimas tenían uno y dos años de edad y estaban durmiendo cuando la casa se incendió

0
221

San Francisco de Macoris, RDHerald.- Dos hermanitos menores de edad fallecieron este domingo calcinados y un tercero sobrevive con quemaduras leves, tras lograr escapar de las llamas a tiempo, al incendiarse la vivienda donde residían, en un hecho que ha consternado la comunidad donde vivían en San Francisco de Macorís, provincia Duarte.

Las víctimas son la niña Wandaly Rivera Castro, de un año de edad, y Wilfry Rivera Castro, de tres años, quienes se encontraban durmiendo en la vivienda de madera, ubicada en el sector Los Jardines del referido municipio.

El hecho trágico ocurrió durante la tarde de este domingo.

El tercer niño, también hermano de los que fallecieron, tiene cuatro años y fue asistido en un centro médico.

De acuerdo a versiones de vecinos, los menores fueron dejados solos en el interior de la casa por su madre, quien además está embarazada.

Cuentan que mientras el padre trabajaba en un taller de mecánica, ella intentó comunicarse con éste para que les llevara comida, ante la imposibilidad de comunicarse decidió salir a casa de la bisabuela de sus niños para buscar alimentos.

Las causas que originaron el incendio son investigadas por los Bomberos y el Ministerio Público.

El Cuerpo de Bomberos cuando llegó al lugar del siniestro ya estaba todo consumido por el incendio, de acuerdo a las informaciones obtenidas.

Los vecinos señalan que no escucharon ninguna explosión y que la mujer no acostumbraba a dejar sus hijos solos.

«Yo estaba detrás de mi casa y vi el niño cuando salió de la casa, el niño pidió ayuda, ¡sí !, cuando vinimos a salir ya estaba todo prendido, la casa entera completa», dijo una vecina testigo del suceso.

«Bueno esto ha dejado consternado a todos los moradores del lugar, tengo para decirle que esa mujer, la madre de los niños no se descuidaba de sus muchachos, donde quiera para arriba y para abajo era con sus tres muchachos», expresó José Agustín Pimentel, otro testigo.