Mercenario ruso: «maté hasta niña de unos 5 ó 6 años, mi orden era matar cualquier cosa que tuviera delante»

Un mercenario del grupo Wagner admite haber matado y torturado a prisioneros ucranianos: "No me arrepiento de nada"

0
520

El mercenario del grupo Wagner, Alexey Savichev, ha admitido haber matado y torturado a decenas de prisioneros ucranianos en una entrevista difundida por el grupo de derechos humanos Gulagu.net. «Nos dijeron que no tomáramos prisioneros y que les disparáramos en el acto», afirma este exconvicto de 49 años, que fue reclutado por el grupo Wagner el pasado mes de septiembre para combatir en Ucrania.

Entre las atrocidades narradas, Savichev admite haber matado a «varias docenas» de prisioneros de guerra ucranianos, que estaban heridos, y lo hizo «arrojando granadas» a la zanja en la que estaban retenidos, cerca de la ciudad de Bajmut, el pasado mes de enero.

«También torturábamos a los soldados, no había ninguna regla», sostiene el combatiente, que también relata un episodio en la ciudad de Soledar, el pasado otoño, en el que participó en el asesinato de 20 soldados ucranianos: «Los acribillamos con nuestras balas».

Savichev afirma, además, no sentir ningún tipo de remordimiento por los crímenes de guerra cometidos en Ucrania: «Es la guerra y no me arrepiento de nada de lo que hice allí. Si pudiera, volvería a hacerlo».

En esta entrevista también aparece otro combatiente que se identifica como mercenario de Wagner, Azamat Uldarov, y que reconoce haber asesinado a una niña en Bajmut. «Era una niña pequeña, tenía cinco o seis años y le disparé un tiro mortal. No se me permitió dejar salir a nadie con vida, porque mi orden era matar cualquier cosa que tuviera delante», afirma.

Posteriormente, Uldarov se retractó de esas afirmaciones durante otra entrevista con la agencia de noticias rusa RIA FAN, vinculada al líder del grupo Wagner, Yevgeny Prigozhin. En esa entrevista, Uldarov, otro exconvicto reclutado como mercenario, asegura que estaba «borracho» cuando habló con Gulagu.net y acusa a ese medio de haberle chantajeado con un vídeo sobre su pasado delictivo. «Dije lo que me dijeron que dijera. Tuve que decirlo porque no tenía otra opción», asegura.

También elogió al líder del grupo Wagner. «Prigozhin es un gran tipo. Él salvó nuestras vidas», asegura, en referencia a que el reclutamiento como mercenario le permitió salir de la cárcel en Rusia.

Vuelve a retractarse y denuncia amenazas de Wagner
Tras esa entrevista en RIA FAN, Uldarov denunció este miércoles haber sido amenazado por el grupo Wagner por lo que se sintió obligado a cambiar su testimonio inicial.

«Me llamaron en nombre de Prigozhin y me dijeron directamente que si no cambiaba las declaraciones no solo iba a sufrir yo, sino que sufrirían mis hijos y mi familia. Es algo que no quiero y no puedo permitir», afirmó Uldárov en nuevas declaraciones a Gulagu.net.

El vídeo de su conversación con el exiliado fundador de Gulagu.net, Vladímir Osechkin, fue publicado en el canal de YouTube de esa ONG, al igual que sus declaraciones del lunes que incriminaban a dirigentes de Wagner de crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Uldárov añadió este miércoles que «preferiría morir antes de que toquen a su familia». Según el exmercenario, los representantes de Wagner que le amenazaron le dieron las instrucciones de lo que tenía que decir en su desmentido de forma verbal en FIA FAN.

«Estoy tan tenso que mira, ahí tengo cuatro botellas de vodka, me las tomé y no me hacen efecto (…) salto cada vez que entra una llamada», dijo.