«Sin gasolina no se puede» el plan de seguridad «merma» la Policía no tiene pa’gasolina

0
678

Generales que solicitaron reserva de sus nombres dijeron que la Policía tiene un gran déficit que se arrastra desde gestiones de jefaturas pasadas, lo que preocupa al director de la institución, mayor general Nelson Peguero Paredes.

“El déficit en la Policía supera los tres mil millones de pesos, y eso ha motivado obstáculos en la actual dirección policial para aplicar el aumento salarial dispuesto por el presidente Danilo Medina en febrero pasado”, agregaron las fuentes. En diversos sectores del Gran Santo Domingo y en las provincias, ciudadanos externa quejas de que las patrullas de la Policía son escasas, y a eso atribuyen la delincuencia a todas horas del día.

Las fuentes revelaron que la Policía tiene con sus suplidores de combustibles una deuda que supera los 70 millones de pesos, y se les pidió un compás de espera bajo la promesa de que se les hará un abono la semana próxima.

“En la Policía existe un gran malestar, muchos agentes discuten agriamente con sus superiores porque los tienen patrullando diariamente y los viáticos e incentivos prometidos se los reducen, y cuando van a patrullar en motocicletas a veces tienen que echar combustible con su propio dinero”, manifestaron oficiales superiores.

“La situación es tan crítica en algunas regionales de la Policía, como el caso de La Romana, adonde desde San Pedro de Macorís se envía a decenas de agentes a prestar servicios de hasta 12 horas, y no los trasladan en unidades policiales, sino que para cumplir deben irse a pedir ‘bola’, y lo peor, mucho menos les dan los viáticos. Eso es una vergüenza para la Policía”, expresó un general activo.

Los informantes lamentaron que directores de regionales de la Policía se vean en la necesidad de acudir a empresas, empresarios y comerciantes a solicitar combustible, “pues el carburante que les suministran no alcanza y cuando se lo envían llega retrasado”.

Asimismo, deploraron que los agentes policiales que patrullan en el combate de la delincuencia, tengan que valerse de periodistas amigos para exponer sus quejas porque sus superiores no los escuchan cuando protestan porque se envían a las calles sin viáticos, “ni siquiera una botellita de agua”.

UN APUNTE:

“Todo normal”
El vocero de la Policía, general Nelson Rosario, dijo que esa institución tiene un presupuesto que se desarrolla conforme a la programación realizada para el año. “No es cierto que la Policía no tenga combustible, todas las unidades están en la calle patrullando normalmente, y se abastecen en la forma que está establecida”.
“La situación de los policías en las calles se torna peor, pues antes patrullaban y hasta iban a comer a sus casas, pero ahora los tienen de retén junto a los militares hasta doce horas y más, pasando hambre y todo tipo de calamidades”, dijeron las fuentes.

“En la Policía no hay dinero. Estamos en una situación difícil. Con decirte que los agentes becados en universidades han sido suspendidos porque se les adeuda 24 millones a esas academias, pero nadie dice nada ni da la cara en defensa de esos futuros profesionales de la institución”, apuntaron los oficiales informantes.