Robot humanoide que nació en Pisa, se llama Abel, tiene 12 años, sabe hablar, comprende y razona

0
496

Pisa, Italia, RDHerald.- Se llama Abel y parece un niño de 12 años, sabe hablar, razonar y comprender las emociones de los seres humanos que tiene frente a él: es el nuevo humanoide robot creado por los investigadores de la ‘E. Piaggiò de la Universidad de Pisa en colaboración con Biomimics of London, los laboratorios donde nacieron algunos de los ‘alienígenas más famosos del cine, como los de Star Wars y los dinosaurios de Jurassic Park.

“Abel es un robot humanoide tanto desde el punto de vista estético como del comportamiento”, dijo Lorenzo Cominelli, del Centro de Investigación E.Piaggio. “No solo se parece y se mueve los humanos, sino que es capaz de interactuar, comportarse y percibir su entorno de manera similar al nuestro”. Es el resultado final de la fusión de dos sectores de investigación: la robótica social y la computación afectiva, ‘sazonada’ con el arte de algunos de los maestros de los efectos especiales como Gustav Hoegen.

Una mezcla que permite al robot interactuar y al mismo tiempo estudiar al interlocutor observando muchos parámetros, incluso elementos invisibles para los humanos, como los pequeños cambios térmicos en el rostro visibles en infrarrojos o la frecuencia de los latidos del corazón, todos elementos para que el pueda deducir qué emociones siente el humano frente a él, tal vez mejor que un humano. Abel también es capaz de elaborar conceptos abstractos, lidiar con el razonamiento deductivo e inductivo y formular hipótesis.

«Trata de comprender a la persona que tiene delante – dijo Cominelli – y, si hace una acción, trata de entender si ha provocado una reacción y de qué tipo. Por ejemplo, en aplicaciones con pacientes con trastornos como el Alzheimer, se puede utilizar un robot similar para comprender las reacciones del paciente a una variedad de comportamientos y luego averiguar cuáles podrían ser las mejores respuestas. A partir de este trabajo, el médico puede buscar posteriormente los tratamientos más eficaces. Abel tiene un potencial increíble, una plataforma para usar en muchos campos ».