Odebrecht tenía en una caja fuerte USD:222,564,90 en efectivo para remodelar «la casa de Lula»

0
866

El Director de Ingeniería de Odebrecht Emyr Diniz Costa juvenil reunió nuevos detalles de cómo el contratista trabajó en la reforma del sitio de Santa Bárbara en Atibaia , Sao Paulo, cuyo propietario real era el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva , de acuerdo con la fuerza -tarefa de Operación lava Jato que vehementemente niega el Partido de Los Trabajadores. Las obras se llevaron a cabo entre diciembre de 2010 y enero de 2011, cuando Lula dejaba la Presidencia al final del segundo período.

Uno de los 78 informantes de Odebrecht, el Sr. Costa informó a la Procuraduría General de la República (PGR) , que incluso compraron un seguro para almacenar 700.000 reales en las especies utilizadas para financiar la jubilación. «Nunca había manejado un trabajo con dichas sumas. Así que compré una caja fuerte de las que se venden para estos camiones. La Puse en el armario de mi habitación «. Dijo que las cifras proceden del sector de financiero estructurado para manejar las famosas comisiones departamentales Odebrecht. El dinero dentro de una bolsa le fue entregado bajo su responsabilidad para lo que, el que traia ese dinero debia decir, y yo responder una contraseña, que había que olvidar para siempre.

Costa dijo que semanalmente, separaba 100.000 reales en sobres para ser entregados al ingeniero de Odebrecht,  Federico Marcos de Almeida, responsable de la obra en construcción, el cual, a su vez, transmitia los valores a una persona identificada como «Aurelio». Más tarde, se descubrió que ese era  Rogério Aurelio Pimentel, ex asesor especial de Lula.

Los fondos, dijo, se utilizaron para financiar la construcción de un edificio para los valores de Lula una pequeña casa de cuatro habitaciones, un sauna, una bodega y reparar una fuga que había en la piscina. «El Sr. Aurelio incluso pidió que se hicieran más cosas, como un huerto, cancha de tenis, pero no fue posible por el período de tiempo y la época de lluvias», dijo el informante.

Falso Contratos

En mayo de 2011, después de que las obras estaban terminadas, el director fue llamado a una reunión con el abogado Lula,  Roberto Teixeira en su oficina de Sao Paulo. En ese momento, dijo Costa, que recibió instrucciones para hacer un contrato falso para que, según sus palabras, » en el mismo se variaran los términos, para que figurara como que ese edificio no había sido hecho para el beneficio de Lula ni por Odebrecht.»

Según el informante, él proporcionó el documento, que fue escrito en nombre de Fernando Bittar, el propietario del sitio legal con un contratista local a costa de 150.000 reales- «el valor más bajo que sea compatible con el ingreso Bittar» dije. La factura emitida y el falso contrato se entregaron en mano a Teixeira en una segunda fecha. Le dijo a la PGR que en ambas ocasiones están registradas en el vestíbulo del edificio de oficinas.