«El Tribunal Superior de Kenia bloquea el envío de agentes de policía a Haití para la misión de la ONU»

0
195

Nairobi, Kenia, RDHerald.- En una decisión histórica, un juez del Tribunal Superior de Nairobi ha rechazado el plan de enviar agentes de policía kenianos a Haití para dirigir la Misión Multinacional de Apoyo a la Seguridad autorizada por el Consejo de Seguridad de la ONU. La sentencia, dictada el viernes 26 de enero de 2024, establece que, en virtud de la legislación keniana, las autoridades sólo pueden desplegar agentes en el extranjero si existe un «acuerdo recíproco» con el gobierno anfitrión.

El juez del Tribunal Superior Chacha Mwita hizo hincapié en la importancia de cumplir la ley y declaró que cualquier otra medida adoptada por un organismo o funcionario estatal en cumplimiento de esta decisión sería inconstitucional, ilegal e inválida. Esta decisión se produce después de que activistas de derechos humanos presentaran una petición argumentando que el despliegue de agentes de policía kenianos en Haití violaría la Constitución del país.

En respuesta a la sentencia, Isaac Maigua Mwaura, portavoz del ejecutivo keniano, emitió un comunicado en el que afirmaba que el gobierno recurriría la decisión: «Aunque el gobierno respeta el Estado de derecho, hemos tomado la decisión de impugnar inmediatamente el veredicto del Tribunal Superior», rezaba el comunicado. Mwaura también reiteró el compromiso de Kenia de cumplir con sus obligaciones internacionales, citando el historial del país de contribuir a las misiones de mantenimiento de la paz en países como Sudán del Sur y Namibia.

La decisión de enviar agentes de policía kenianos a Haití se tomó en respuesta a una petición del Consejo de Seguridad de la ONU para prestar apoyo a la Misión Multinacional de Apoyo a la Seguridad en Haití. Sin embargo, la sentencia del Tribunal Superior ha paralizado este plan hasta que pueda alcanzarse un acuerdo recíproco con el gobierno haitiano.

Esta decisión ha sido recibida con reacciones encontradas, con algunos elogiando al Alto Tribunal por defender el Estado de derecho y proteger los derechos de los ciudadanos keniatas. Otros han expresado su decepción, citando el historial de éxito de las misiones de mantenimiento de la paz del país y el posible impacto positivo de los agentes de policía kenianos en Haití.

Mientras continúa la batalla legal, el destino de la Misión Multinacional de Apoyo a la Seguridad en Haití sigue siendo incierto. El gobierno keniano ha declarado su compromiso de cumplir con sus obligaciones internacionales, pero queda por ver cómo se logrará esto sin violar las leyes del país.