Con 16 votos a favor y 8 en contra, senadores convierten en ley proyecto de Ordenamiento Territorial

La pieza pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación u observación. Los senadores cuestionaron los cambios que hizo la Cámara de Diputados a la pieza

0
432

Santo Domingo, RDHerald.- En medio de cuestionamientos de opositores y oficialistas por las modificaciones realizadas en la Cámara de Diputados, el Senado convirtió en ley el proyecto de Ordenamiento Territorial, Uso de Suelo y Asentamientos Humanos, el cual fue aprobado en única lectura.

El pasado 19 de diciembre el proyecto de ley fue sancionado de urgencia, en dos sesiones consecutivas y con modificaciones en la Cámara de Diputados.

La primera en agotar un turno fue la senadora perremeísta por el Distrito Nacional, Faride Raful, quien fungió como presidenta de la comisión bicameral que estudió esa pieza durante dos años.

La congresista cuestionó que luego de que una comisión bicameral estudiara el proyecto, rindiera su informe y el Senado la aprobara, la Cámara de Diputados irrespetara la institucionalidad al conformar una comisión especial para volver a estudiar la iniciativa e introducirle nuevos cambios.

Tras la senadora decir que se abstendría de votar para no obstaculizar la aprobación de la ley, el presidente del Senado, Eduardo Estrella, tomó un turno para llamar a sus pares a la sensatez y pedirles que pongan por encima al país porque se trataba de una ley aclamada por la sociedad.

Tras concluir la sesión, el senador Bautista (Bauta) Rojas Gómez, de la Fuerza del Pueblo, dijo que aunque su partido apoyaba la pieza porque era un mandato de la ley que establece la Estrategia Nacional de Desarrollo, él y otros senadores eran partidarios de que no se acogieran los cambios introducidos por los diputados, por lo que pidió en el hemiciclo que no precipitara su aprobación.

Cuestionó que “por mandato del presidente de la Cámara de Diputados (Alfredo Pacheco) que llamó al presidente del Senado (Eduardo Estrella)”, a revelación de este último, ese hemiciclo acogiera la pieza.
Criticó también que los diputados modificaran que el órgano rector del ordenamiento territorial, uso de suelo y asentamientos humanos fuera el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo y que en su lugar se le otorgara esa atribución a los gobiernos locales, que -a su entender- no tienen las capacidades necesarias para cumplir con ese rol.

Al cuestionársele las razones que habrían tenido los diputados de realizar esas modificaciones, Rojas Gómez dijo que fue para «complacer el capricho de la Liga Municipal Dominicana, Federación Dominicana de Municipios (Fedomu) y Federación Dominicana de Distritos Municipales (Fedodim), a cuyos representantes, previamente en el hemiciclo, acusó de “cabildear y hacer de todo aquí” para lograr ese objetivo.

El senador peledeísta José del Castillo Saviñón, también entrevistado tras concluir la sesión, advirtió que tal y como fue aprobada la ley era pasible de ser declarada inconstitucional, por lo que no contó con su voto.

Lamentó que los senadores oficialistas no quisieron dar tiempo para que se estudiaran las modificaciones introducidas en la Cámara de Diputados y criticó el afán de que fuera aprobada con rapidez.

Dijo que los gobiernos locales no tienen capacidad técnica para evaluar territorios y desarrollar el ordenamiento territorial.

Enfrentamiento con Estrella

El presidente del Senado, Eduardo Estrella, tuvo que intervenir como en tres ocasiones para pedir la sensatez de sus colegas y llamar a que votaran a favor del proyecto de ley de Ordenamiento Territorial, Uso de Suelo y Asentamientos Humanos.

Entre sus alegatos reveló que el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, le había llamado para explicarle que logró un consenso entre la Liga Municipal Dominicana, Fedomu y Fedodim, por lo que en ese hemiciclo le introdujeron los últimos cambios a la iniciativa.

Bautista Rojas, visiblemente molesto, volvió a agotar un turno y dijo que su planteamiento no era insensato y que lo insensato era que se quiera imponer la aprobación de la pieza o “bajar rayas”, en alusión a la llamada que le hizo Pacheco al presidente del Senado.

Estrella reaccionó y aseguró que él no recibía instrucciones de nadie, en referencia a la llamada del líder de la Cámara Baja.

Cuestionan cambios hechos por diputados

Los senadores perremeístas Franklin Romero, vocero del bloque; Pedro Catrain, Antonio Marte, Ginette Bournigal, Ricardo de los Santos, José Zorrilla y el miembro de la Fuerza del Pueblo, Franklin Romero, en consonancia con lo que expresó la senadora Faride Raful, cuestionaron los cambios hechos en la Cámara Baja y que no se respetara el trabajo de la comisión bicameral.

Algunos como Bournigal tildaron de irrespeto el accionar de los diputados con respecto a esa ley y otras iniciativas, en las que se habrían producido similares situaciones.

En el caso de Pedro Catrain recordó que una situación parecida se produjo con la ley de Extinción de Dominio y pidió a sus pares buscar mecanismos de conciliación mayor en la Cámara de Diputados porque de lo contrario harían “un flaco servicio al país”.

Igual sugerencia hizo Ricardo de los Santos, quien pidió a sus pares deponer su actitud y planteó que luego de que termine la presente legislatura ordinaria se busque un acercamiento con la Cámara Baja para evitar que situaciones similares vuelvan a repetirse.

Tras lograr la aprobación de la pieza, el senador perremeísta por Hato Mayor, Cristóbal Venerado Castillo, tomó un turno abruptamente y le vociferó a Estrella: “Cuando sea así, conmigo no cuente. No cuente con mi voto… Nos quieren coger a nosotros de pendejos”.