Soldado tailandés transmite por Facebook mientras dispara provocando matanza que ahora alcanza 21 personas

105

Tailandia, RDHerald.- “La muerte es inevitable para todos”, había advertido este sábado en una red social Jakraphanth Thomma, un soldado tailandés de 32 años. Horas después, dejaba constancia de la macabra intención de sus palabras: el joven mataba a tiros a su superior en una base militar a las afueras de Nakhon Ratchasima, una ciudad al este de Tailandia, robaba munición, armas y un vehículo militar y se disponía a disparar de forma indiscriminada por la urbe.

Sospechoso de asesinar al menos a 21 personas, el militar fue retransmitiendo sus asaltos a través de Facebook Live y permanece dentro de un centro comercial con rehenes, donde ha matado a un miembro de las fuerzas de seguridad que trató de capturarlo.

Jakraphanth Thomma ha entrado en la lista de personas más buscadas de Tailandia. “Este hombre utiliza una o varias armas y ha matado y herido a mucha gente”, ha advertido la División de Supresión de Crímenes del país asiático en su cuenta de Twitter. Las autoridades tailandesas han cercado el centro comercial donde se encuentra, Terminal 21, y han establecido un perímetro de seguridad de dos kilómetros a su alrededor.

Anuncios

Equipos de asalto del Ejército continúan tratando de capturar al soldado en la madrugada del domingo, más de diez horas después de que comenzaran los tiroteos.

Jakrapanth Thomma, durante el ataque. AFP

Todo comenzó cuando, sobre las 15.30, hora local (ocho horas menos en la España peninsular), el soldado disparó a su superior, el coronel Anantharot Krasae, a una mujer de 63 años y a otro soldado en la base militar de Surathampithak. Después robó munición, un rifle de asalto, otras armas y un Humvee, un vehículo militar, y se dio a la fuga.

El joven continuó disparando a civiles en su trayecto desde la base hasta el centro comercial Terminal 21, donde imágenes de las cámaras de seguridad registran cómo llega a las seis de la tarde y comienza a disparar.

Según la prensa tailandesa, un centenar de personas que se encontraban en el centro comercial han podido ser rescatadas. Imágenes que muestran a grupos de personas huyendo despavoridas del inmueble han sido divulgadas por medios locales.

La situación mantiene en vilo a los ciudadanos de la ciudad, de 166.000 habitantes y más conocida como Korat, a quienes la portavoz de la policía, Krissana Pattanacharoen, ha urgido a quedarse en sus viviendas. La policía ha depositado parte de sus esperanzas en la madre del sospechoso, a la que desplaza desde la provincia nororiental de Chaiyaphum hasta el lugar de los hechos para que persuada a su hijo de que se rinda.

El sospechoso camina por los pasillos del centro comercial. EFE

El portavoz del Ministerio de Defensa, el general Kongcheep Tantrawanit, confirmó a última hora del sábado que al menos 20 personas han muerto, pero no concretó la cifra de heridos.

Mientras sigue el dispositivo de emergencia, el Ejército ha pedido a los medios de comunicación que no informen en directo sobre la operación para evitar dar pistas al soldado sobre sus planes. Un silencio que contrasta especialmente con la sórdida publicidad que se había dado antes el propio Jakraphanth: el militar fue retransmitiendo sus actos en directo a través de Facebook Live, cuya cuenta fue desactivada después por la red social.

“Estoy tan cansado”, decía mirando a la cámara a las 19.20, hora local, vestido con ropa de camuflaje y con la cabeza cubierta por un casco. “¿Debería rendirme?”, había publicado unos minutos antes en Facebook. En esta red social había dejado patente este sábado su descontento con el régimen tailandés. “Enriquecerse de la corrupción y aprovecharse de otros, ¿creen que se van a llevar el dinero para gastarlo en el infierno?”, espetó.

El Ejército continúa ejerciendo un papel clave en Tailandia, con el general Prayut Chan-ocha investido primer ministro en julio del pasado año, después de que su partido, el promilitar Palang Pracharat, ganara los comicios de marzo de 2019 en número de votos, pero no de escaños.

El país no celebraba elecciones desde 2014, cuando siendo jefe del Ejército Prayut dio un cruento golpe de Estado tras meses de manifestaciones antigubernamentales. Si bien el primer ministro tailandés transmitió hoy sus condolencias a las familias de los asesinados, las autoridades han evitado referirse a los posibles motivos de los crímenes cometidos por el soldado.

Tailandia es uno de los países con mayor número de armas, con más de 10 millones entre legales e ilegales y una media de quince por cada cien personas, según la organización Gun Policy. No obstante, los asaltos con armas de fuego no son habituales, salvo en el sur, escenario de un conflicto separatista desde hace décadas.

El país ocupa el undécimo lugar de la lista de países con más muertes por arma de fuego, encabezada por Brasil, Estados Unidos e India, según el Instituto para la Métrica de Salud y Evaluación (IHME), de la Universidad de Washington.

Anuncios

Has tu comentario

Favor escribir su comentario aquí
Favor entrar su nombre aquí