Orto- Escritura: ¿Es una pugna de palmeras contra cocoteros?

0
556

Santo Domingo, RDHerald.- En el artículo del domingo pasado (25 de septiembre), titulado “Una productiva mata de dominicanismos”, hemos tratado la tendencia del habla dominicana a citar los árboles por el nombre del fruto que ofrecen, precedido del sintagma “mata de…” (mata de naranja), (mata de limón),(mata de cereza) …

Deliberadamente, no incluimos el cocotero (árbol que produce el coco) al cual los dominicanos solemos identificar como “mata de coco”, entre los mencionados en esa publicación. Este árbol se identifica también por el nombre mismo del producto, es decir, coco. De ahí un dicho popular usado para agredir ingenuamente: “Ni sirve la palma ni sirve el coco, ni sirve Fulano ni Fulana tampoco”.

Sucede que el nombre del cocotero está involucrado en un pequeño problema lexicográfico que viene cobrando intensidad. Se ha desatado una propensión a llamar /palmera/ a los cocoteros, como si quienes tal cosa hacen hubiesen nacido en un país donde nunca ha brotado un árbol de esta familia.

Palmera (de palma y -era) es un árbol de la familia de las palmas. Hay varios tipos de palmas y en el habla dominicana predomina la voz /palma/ en vez de palmera: palma cana, palma africana, palma real. Esta última es la predominante en nuestro ambiente y en la referencia común como hablantes. Observe cómo la define el Diccionario de la lengua española:

Palma real. “f. Árbol de la familia de las palmas, muy abundante en la isla de Cuba, de unos quince metros de altura, con tronco limpio y liso, de cerca de medio metro de diámetro, duro en la parte exterior, filamentoso y blando en lo interior.

Tiene hojas pecioladas, de cuatro a cinco metros de longitud, con lacinias de un metro, flores blancas y menudas en grandes racimos, y fruto redondo, del tamaño de la avellana, colorado, con hueso que envuelve una almendra muy apetecida por los cerdos”.