José José: “¡Me siento de la ching…! Dicen Enrique Guzmán no ha hablado con él

333

RDHerald.- El día de ayer Enrique Guzmán causó controversia luego de asegurar que el pronóstico de José José es poco alentador tras reingresar al hospital en donde era atendido hasta hace unos días por su considerable baja de peso debido al cáncer de páncreas que lo aquejó.

“Lo veo triste, está luchando pero no hay muchas esperanzas. Él está muy animado, pero va cayendo, de alguna manera sí me he despedido”, comentó el cantante ayer.
El dia de hoy Laura Nuñez, representante del llamado “Príncipe de la canción”, se dijo sorprendida por las declaraciones del rockero, pues dejó claro que él no ha tenido ningún acercamiento con el intérprete de “El triste”, “Almohada” y “El amar y el querer”, así como con nadie cercano.

“No tenemos dato alguno de que haya hablado con José o que lo haya visitado. Su declaración sí nos causó impresión porque no ha tenido ningún contacto con nosotros ni con Pepe y Marisol (sus hijos)”, expuso.

José José

Lo que sí aseguró es que ha hablado con Alberto Vázquez, César Costa y Angélica María, quienes están pendientes de la salud de su amigo.
Por otro lado, personal del hospital le confirmó a TVyNovelas que el también actor sí se encuentra muy delicado.

Asimismo en una reciente entrevista que el propio José José concedió al programa Dispara Margot, dispara fue sincero al revelar que se siente mal. “¡Me siento de la ching…! No tengo por qué contarles por las que he estado pasando. Ustedes saben. No estaba procesando los alimentos. Me comía un pescado y la proteína no llegaba a mi cuerpo. ¡Me estaba desnutriendo!”, apuntó.

José José: “¡Me siento de la ching…!

También compartió con los radioescuchas qué fue lo que lo ayudó a estar mejor.
“Los doctores veían si me alimentaban con suero se lograba que yo pudiera retenerlos, y vieron otras maneras complicadas, como darme choques cerebrales. Yo tomé una mezcla de viejo vergel, mezcal blanco y jugo magui, y eso me ayudó bastante a sentirme mejor”, añadió.
Por último, el ganador del tercer lugar del Festival OTI en 1970 ya encuentra en su casa, después de haber permanecido por 15 días en el nosocomio.