En 6 dias se acumulan cadaveres sin identificar en Ciencias Forenses Puerto Rico

801
Tomado de El Nuevo Dia

Cinco de las 14 víctimas de asesinatos ocurridos desde el 2 de marzo no han sido identificados por la Policía.

En la lista se incluyen dos individuos encontrados quemados dentro de un auto calcinado el 2 de marzo en el sector La Pangola, de Vega Baja. La investigación de la Policía apunta a que se trata de dos jóvenes de 21 y 23 años secuestrados hace dos semanas en un garaje de gasolina de Toa Alta.

Todavía falta por la corroboración científica en el Instituto de Ciencias Forenses (ICF) para confirmar la teoría de la Uniformada.

Anuncios

El narcotráfico figura como móvil del doble crimen. El Nuevo Día supo que la Policía había recibido información sobre un vehículo en llamas el 20 de febrero pero no fue hasta el 2 de marzo que unos individuos se toparon con el auto en una finca solitaria.

El 2 de marzo se encontró el cadáver de un joven calcinado en horas de la mañana sobre el pavimento de la carretera PR-781, barrio Cedrito, en Comerío. Aunque el cuerpo no ha sido identificado, su muerte se vincula con el secuestro de dos individuos horas antes también en Comerío y que fueron encontrados baleados en Bayamón. Uno de ellos murió.

Otro cadáver sin identificar corresponde al de un hombre amordazado con una bolsa plástica sobre la cabeza encontrado ayer en la madrugada a bordo de una guagua Land Rover robada mediante carjacking horas antes a un médico de Santurce.

La guagua fue abandonada en la calle Albacete, de Hato Rey.

Tampoco ha sido identificado el cadáver de un joven encontrado baleado esta mañana a las 7:27 a.m. en el sector El Chícharo, del barrio Dajao, en Bayamón.

Su cuerpo fue descrito como de 5’8” de estatura y 140 libras. Tenía el pelo teñido de rubio y negro, bigote y vestía una t-shirt crema con un diseño blanco. Además, tenía puesto un pantalón corto deportivo blanco, pantaloncillo boxer, medias largas negras y chancletas Nike. Tenía un piercing sobre la ceja izquierda y un tatuaje en la pantorrilla izquierda que lee Lucía.

De otra parte, la Policía investiga el posible vínculo entre la muerte de un joven de 21 años identificado como Billy Joel Torres Otero, ocurrida anoche en el residencial Villa Evangelina, de Manatí con la muerte el 27 de febrero de Joel Orsini Rosado, un bombero de 32 años ejecutado por sus supuestos vínculos al narcotráfico en la calle Georgetti, frente a una iglesia en Vega Alta.

Torres Otero fue investigado por la muerte de Orsini Rosado.

Anuncios