Aplazan medida de coerción para el martes a supuesto narcotraficante de La Romana

0
822

La Romana.- Fue llevada para el próximo martes 16 del cursante mes el conocimiento de la medida de coerción al presunto narcotraficante Jesús Pascual Cabrera quien fue trasladado la tarde de este miércoles a la Oficina Judicial de Atención Permanente de esta provincia donde se le conoció medida de coerción.

Pascual Cabrera, quien llegó en extradición desde España el pasado martes, era buscado acusado de narcotráfico y lavado de activos.

La medida de coerción fue conocida por la jueza Rafelina Ruiz, a puerta cerrada y bajo un fuerte dispositivo de seguridad.

Los abogados Cesar Sánchez y Tomás Castro, alegaron que ellos no tienen los suficientes elementos para el inicio del conocimiento de la referida medida por lo que pedían que les den más tiempo.

Cabrera Ruiz figuraba en la lista de los más buscados de la Procuraduría General de la República.

La titular de la fiscalía Reina Yaniris Rodríguez tuvo a su cargo representar al Ministerio Publico.

Historial

Jesús Pascual Cabrera Ruiz, oriundo de La Romana, es acusado de dirigir la red más peligrosa de la región este del país, a la que se atribuyen episodios sangrientos de la historia del narcotráfico en esa zona.

Para el 2 de diciembre de 1998, Cabrera Ruiz fue arrestado por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), en un operativo donde se le ocupó un paquete de cocaína con un peso de 1.7 kilogramos. Por dichas acusaciones fue sometido a la justicia el 2 de febrero de 1998 y condenado a 30 años de cárcel por la Tercera Cámara Penal.

Para ese entonces, un informe sobre drogas del Departamento de Estado de Estados Unidos, correspondiente al año 2000, indicaba que la captura de Cabrera Ruíz, en 1998, fue uno de los logros más significativos del país, ya que su detención condujo al decomiso de poco más de mil kilos de cocaína y 1.4 millones de dólares.

Pero la cosa no quedó allí, pues el 31 de octubre de 2001 el narcotraficante fue descargado por la Segunda Sala de la Corte Penal del Distrito Nacional alegando “insuficiencia de pruebas” en el caso.

Cabrera Ruíz también es mencionado como uno de los principales enlaces en el país de los extraditados José David Figueroa Agosto y Ramón Antonio del Rosario Puente, mejor conocido como “Toño Leña”.

Líder de sicariatos

El famoso capo también es conocido por liderar una banda de sicarios, acusados de matar a siete personas por encargo. En 2014, según informaciones de la Policía Nacional, Cabrera Ruíz dirigía la banda integrada por Juan Carlos Jiménez Espiritusanto (Marucha o Mochy), Richard Bolívar Encarnación Reyes (Manga Larga).

Además eran miembros del grupo Basilio Pérez Cuevas y/o José Pérez Cuevas y Kelvin Antonio Ramírez Castro, quienes mataron a siete personas por encargo, los mismos fueron muertos a tiros por agentes policiales.

Conflicto entre capos

Cabrera Ruíz mantenía una enemistad, que cobró la vida de muchas personas, con el también narcotraficante Winston Rizik Rodríguez, quien fue condenado en 2016 a cumplir 10 años de prisión por lavado de activos y porte ilegal de armas de fuego.

En 2014, Rizik Rodríguez declaró que su enemistad con Cabrera Ruiz se originó porque éste impidió que matara a su amigo Sergio Moya, lo que provocó que fuera objeto de varios atentados para asesinarlo. Aunque muchos alegan que esta disputa se originó a raíz del puesto dejado por Toño Leña en la región este luego de ser extraditado.

Entre los asesinatos que provocó este desacuerdo está la muerte del ingeniero Wilson Alejandro Amparo Luna, de 30 años, ocurrido el 21 de enero de 2010, en Los Cacicazgo, al ser confundido con Winston Rizik.

Asimismo, la muerte de Diómedes Melenciano Castillo y Daniel “Moreno” Hernández Payano, el 7 de junio de 2009, en el sector de Villa Juana. También figura el asesinato de Víctor José Pérez Diverge, alias “Vitico”, de 40 años, el 24 de diciembre de 2009, en el Ensanche Naco.

Captura y extradición final

Fue en abril del año pasado cuando Cabrera Ruíz logró ser capturado en la ciudad de Logroño, al norte de España, luego de que los policías siguieran el rastro de su familia que se dirigía al encuentro con el narco.

Al momento de su arresto portaba un pasaporte y otras documentaciones falsas como ciudadano de Costa Rica, a nombre de Carlos Manuel Arce Abarca.

Cabrera Ruiz formaba parte de la lista de los más buscados y fue detenido por la Interpol atendiendo a una alerta roja de captura internacional solicitada por República Dominicana, luego de que obtuviera una orden de arresto en su contra.

La Procuraduría Especializada Antilavado de Activos atribuye a Cabrera Ruiz los delitos de narcotráfico y lavado de activos, por lo que era perseguido junto su esposa Claribel Amparo de Cabrera, contra quien todavía pesa una orden de captura internacional.

Casi un año después, el narcotraficante fue extraditado para ser sometido a la Justicia por los hechos que se le imputan.