Policia de Kenia dejan saldo de 10 muertos y más de 50 heridos en manifestación por aumento de impuestos»

0
66

Nairobi, Kenia, RDHerald – La capital de Kenia se encuentra en estado de caos después de que decenas de manifestantes irrumpieran en el Parlamento del país en medio de las protestas contra la polémica reforma económica impulsada por el presidente William Ruto. En el momento de los altercados, los legisladores debatían unas polémicas propuestas de subida de impuestos, lo que ha generado una fuerte reacción por parte de la población.

Según informes, en estos momentos hay al menos diez muertos y cincuenta heridos como resultado de los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad. Varios manifestantes han muerto a manos de las fuerzas de seguridad de Kenia, lo que ha generado una gran indignación en la población.

La reforma económica, que incluye un aumento de los impuestos, ha sido aprobada con 195 votos a favor, 106 en contra y tres votos nulos. Sin embargo, esto no ha detenido las protestas, ya que decenas de manifestantes lograron acceder a la sede del Parlamento poco después de que los diputados dieran el visto bueno a la reforma.

Las protestas han sido lideradas principalmente por la llamada ‘Generación Z’, jóvenes kenianos que han expresado su descontento con la reforma económica y han exigido un diálogo con el Gobierno. El presidente Ruto prometió abrir un proceso de diálogo con los jóvenes, pero las protestas han continuado durante la última semana.

En respuesta a los violentos altercados, el presidente Ruto ha condenado los hechos y los ha calificado de «traición». «Los acontecimientos de hoy marcan un punto crítico en la forma en que respondemos a las amenazas a la seguridad nacional. Nos aseguraremos de que una situación de esta naturaleza no vuelva a ocurrir», manifestó Ruto.

Las protestas en Kenia han generado preocupación en la comunidad internacional, y se espera que el Gobierno tome medidas para calmar la situación y buscar una solución pacífica a la crisis. Mientras tanto, la población sigue en las calles exigiendo un cambio en la reforma económica y una respuesta del Gobierno a sus demandas.