Apresan 6 miembros de una banda, y otros 6 están prófugo; supuestamente habían asesinado tres y herido otros tres

240

Al grupo se le ocuparon seis pistolas, dos chalecos antibalas, insignias militares y dos pasamontañas.


Santo Domingo, RDHerald.- Una banda criminal que era perseguida por el asesinato de tres personas y herir a otras tres, durante varios asaltos fue desmantelada hoy por La Policía Nacional, y sus miembros puestos a disposición de la justicia.

Entre otros hechos los bandoleros están acusados de ultimar a tiros a Jairo Moreta (a) Jairo La Greña, el 26 de febrero pasado en el sector de Los Guandules, en el Distrito Nacional, a Oney Ramón Morillo, el 12 de febrero pasado, en Los Solares de la Ureña, en Santo Domingo Este; y a Dioris Eliezer Martínez Sánchez, el 8 de febrero de este año en Los Frailes II, en Santo Domingo Este.

Los apresados son Santos Octavio Canó Pérez (a) Manauris, de 30 años; Ricardo Vicente Amador, de 32 años; su pariente Julio Amador Encarnación, de 39 años; y Junior Elías Moreta (a) El Flaco, de 31 años.

Otros miembros del grupo son Raúl Stalin Pineda Sánchez (a) Lara; y unos tales Jailin, Los Mina, Tato, Greñú y El Menor, quienes son activamente perseguidos.

También forman parte de la banda criminal, según la Policía, Yupanki Arsenio Valdez (a) Chupanqui, de 30 años, y Yeral Rafael Féliz Polanco, de 23 años, quienes son investigados para determinar su participación en otros hechos.

A los detenidos se le atribuye también haber asaltado a un señor en el sector de Villa Faro, el 26 de febreros pasado, al que despojaron de dos cadenas de oro, un reloj y un guillo. A Yupanki le fue ocupada una pistola Glock, calibre nueve milímetros que había sido robada durante un asalto a un sargento del Ejército, el 26 de agosto del 2016 en Los Alcarrizos al que despojaron además de 300 mil pesos.

Las autoridades ocuparon al grupo un automóvil Hyundai, Sonata, blanco, placa A725558, seis pistolas de distintas marcas y dos chalecos bala, prendas de vestir de distintos tipos y varias insignias militares.

Los detenidos se encuentran bajo control del Ministerio Público para los fines legales que correspondientes.