Dan último adiós a hermanitos asesinados por su padre quien luego se ahorcó

"Esto no lo permitió Dios, sino el hombre con su egoísmo" dijo la madre Alexandra García quien no acudió al sepelio, pues sufrió una crisis nerviosa en la funeraria previo a la salida de los féretros.

0
489

Santo Domingo, RDHerald.- En dos ataúdes blancos y dos nichos paralelos fueron sepultados este viernes en el cementerio Cristo Salvador de Santo Domingo Este los hermanitos Alys y Fred Olaverría García de 14 y 7 años respectivamente, luego de que su padre les envenenara por supuesta venganza pasional.

«Te voy a enviar a mi ángel para que te preceda en el camino y te introduzca en el lugar que te ha preparado», decía un letrero pegado al ataúd de la menor de 7 años.
Al funeral acudieron familiares y amigos y el personal del Centro Educativo Los Rosantes de Villa Duarte donde recibían formación la nena y el nene.

En el camposanto, la directora de la escuela dijo: «estos niños eran estrellas, con una madre ejemplar, para el cuerpo de maestros y directivos esto es una gran pérdida, no tenemos consolación y reconocemos que Dios no permitió esto, sino el hombre con su egoísmo».
Dio gracias por la vida que tuvieron los hermanitos y los catalogó como ángeles.

«Niños con notas sobresalientes y tenían una madre atenta y entregada», dijo la directora al encabezar un padre nuestro.

Freddy Olaverría, quien se suicidó luego de quitarles la vida, suministró una sustancia tóxica a sus dos hijos y luego se ahorcó, según informó la Subdivisión de Investigaciones Criminales (Dicrim) de la Policía Nacional en San José de Ocoa.

El hombre, que estaba alegadamente turbado y depresivo porque su expareja mantenía una relación con otro hombre.

Él tenía la responsabilidad de los niños desde el pasado 25 de diciembre y se los llevó a su natal provincia San José de Ocoa pasar las festividades de Navidad.