«Artista urbano puertorriqueño y miembros de pandilla condenados a 118 años de cárcel por asesinato en 2012»

0
252

San Juan, Puerto Rico, RDHerald.- El Departamento de Justicia anunció hoy que tres miembros de la poderosa organización criminal ‘Las Abejas’, incluyendo el músico urbano puertorriqueño K-Drian, han sido sentenciados a 118 años y 292 días de prisión cada uno por dos cargos de asesinato en primer grado por un crimen cometido en 2012.

Según el comunicado de prensa emitido por el Departamento de Justicia, junto a K-Drian, cuyo nombre verdadero es Ángel Luis Resto Mojica, fueron apresados Rafael Miranda Tolentino, alias ‘Kikuet’, y Orlando Mojica Rodríguez, conocido como ‘Yogui’ y líder de la pandilla criminal.

El titular del Departamento de Justicia, Domingo Emanuelli, expresó su satisfacción con la sentencia, asegurando que «con esto nos aseguramos de que estos criminales no vuelvan a perturbar la paz de los ciudadanos en la isla». Emanuelli también reconoció el trabajo de los fiscales y agentes que trabajaron en la investigación y procesamiento del caso.

El juicio comenzó en noviembre del año pasado y los fiscales Alberto Miranda Schmidt y Leilany Vargas de la Paz presentaron alrededor de siete testigos, además de prueba pericial y documental, para demostrar más allá de duda razonable la culpabilidad de los convictos.

Tras evaluar la prueba presentada por los fiscales, un jurado compuesto por 12 personas emitió un veredicto de culpabilidad unánime el pasado 23 de febrero.

Este caso es un ejemplo del compromiso del Departamento de Justicia de Puerto Rico en combatir el crimen organizado y proteger a los ciudadanos de la isla. Con esta sentencia, se envía un mensaje claro de que no se tolerará la violencia y el crimen en la sociedad puertorriqueña.

El Departamento de Justicia continuará trabajando incansablemente para llevar ante la justicia a aquellos que violen la ley y pongan en peligro la seguridad de la comunidad. La sentencia de 118 años de cárcel para K-Drian y sus cómplices es una victoria para la justicia y un paso hacia un Puerto Rico más seguro.