Presidente Abinader calificó como «un fracaso» el programa Covax en cuanto a distribución de vacunas contra covid-19

103

El presidente Luis Abinader planteó este martes que el programa Covax (mecanismo de distribución de vacuna de la Organización Mundial de la Salud) ha sido un fracaso. El programa tiene como objetivo hacer llegar la vacuna contra el COVID-19 a los países con menos acceso al fármaco.

En ese sentido, informó que desde diciembre, el Gobierno dominicano solicitó que se le permitiera hacer un acuerdo con las patentes, para poder producir vacunas en los diferentes laboratorios, incluso para varios países, pero eso no se logró, indica una nota de la Presidencia.

El mandatario dominicano habló sobre el tema en el foro del Décimo Tercer Encuentro Empresarial Iberoamericano, celebrado la tarde de este martes en Andorra, previo a la inauguración de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

Anuncios

Ayer lunes, al ser entrevistado por la agencia EFE en España, el gobernante reveló que a la República Dominicana solo habían llegado 92,000 dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Covax. En cambio de China, dijo que había recibido casi dos millones y menos de 100 mil de la India.

Previo a Abinader plantear su postura sobre Covax, lo hizo el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, con palabras más duras.

“El sistema Covax ha sido un fracaso, yo mismo lo he dicho protestando contra esa irresponsabilidad, donde un pequeño grupo de países tienen todas las vacunas y la gran cantidad no tenemos acceso”, expresó.

Giammattei afirmó que, de los tres millones de dosis que debían llegar a Guatemala a través de este mecanismo, “solo llegaron 81,000” y ya obtuvieron más -200,000- a través de un acuerdo directo con la India.

“Hemos comprado Sputnik fuera del mecanismos Covax, que es un fracaso; necesitamos un mundo más solidario”, apostilló.

En otro orden, Abinader declaró que el gran reto que tienen los países, cuando concluya la pandemia del coronavirus, es evitar que una crisis financiera provoque problemas sociales.

“Un tema que debemos tratar en esta cumbre, y después entre nuestros países, es que de esta crisis de la pandemia no podemos pasar a una crisis financiera, una crisis financiera que puede desestabilizar socialmente a muchos de nuestros países”, reflexionó.

El mandatario dominicano habló sobre el tema en el foro del Décimo Tercer Encuentro Empresarial Iberoamericano, celebrado la tarde de este martes en Andorra, previo a la inauguración de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

Agregó que la recuperación de la salud se logra con la vacuna contra el COVID-19, la cual hay que incrementar y que los países deben estar preparados ante la crisis financiera provocada por un aumento de la deuda pública, que puede llevar a situaciones que incrementen los impuestos y ocasionar una contracción del gasto, y en ese sentido, provocar problemas sociales.

Sostuvo que hay que tener una visión pro crecimiento en la economía, que permita también una mayor cantidad de tributo, así como lograr esquemas creativos financieros que permita cumplir con el pago de las deudas, pero sin que se penalice la capacidad de crecimiento y de creación de empleos.

Anuncios