Partidos Latinoamericanos aseguran que la República Dominicana ha sido la nación más solidaria del mundo con Haití

0
155

Quito, Ecuador, RDHerald.- La República Dominicana ha sido la nación “más solidaria del mundo con la calamitosa situación que padece el pueblo haitiano”, planteó la Asamblea General de la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA) se reunió en Quito, capital de Ecuador, para analizar la crisis de la vecina nación.

La entidad, que está compuesta por los presidentes y secretarios generales de los partidos miembros de la organización, señaló que la prolongada crisis haitiana ha entrado en un período de mayor desestabilización tras el asesinato de su presidente Jovel Möise, por lo que demandó a la comunidad internacional “asumir un compromiso firme y consecuente con el rescate y reconstrucción de Haití en Haití”.

La Upla se reunió en el referido país este viernes 22 de octubre y emitió un documento, en el cual señaló que decidió respaldar los reclamos del país dominicano y sus autoridades, en orden a asegurar un compromiso de corresponsabilidad continental con esa misión de solidaridad, que a la vez contribuiría a preservar la paz, estabilidad y la seguridad de toda la región del Gran Caribe.

Dijo, también, que la crisis que atraviesa Haití se está proyectando hacia toda la región del Gran Caribe y el Continente.

Sobre la situación de Haití y la República Dominicana señaló que el pueblo dominicano, “viene siendo afectado seriamente en su desarrollo, integridad territorial y seguridad con mayor intensidad que otras naciones de la región, generándose situaciones que podrían conducir a conflictos indeseables”.

Durante la reunión, la asamblea del UPLA emitió su posición a través de una resolución con los siguientes considerandos:

  1. Que en los últimos años se vienen produciendo un flujos creciente de migración, desordenados,
    legales y ilegales, de haitianos hacia el continente, que viene siendo manipulado por actores del
    crimen organizado y Estados encanallados.
  2. Que existen evidencias sobradas de que los enfoques internacionales que han prevalecido en las
    últimas décadas en el abordaje de este doloroso drama del pueblo haitiano, han resultado
    insuficientes cuando no contraproducentes.
  3. Que la República Dominicana como vecino insular, que ha sido la nación más solidaria del mundo con la calamitosa situación que padece el pueblo haitiano, viene siendo afectada seriamente en su
    desarrollo, integridad territorial y seguridad con mayor intensidad que otras naciones de la región,
    generándose situaciones que podrían conducir a conflictos indeseables.
  4. Que el pueblo dominicano, así como sus autoridades gubernamentales han advertido en
    reiteradas ocasiones, que “no hay ni habrá solución dominicana a los problemas de Haití”, al tiempo
    que han reclamado de la comunidad internacional la búsqueda de formulas serias y coherentes de
    corresponsabilidad para el rescate y reconstrucción de Haití en Haití.
  5. Que el esfuerzo de corresponsabilidad solidaria en el rescate y reconstrucción de Haiti, en modo
    alguno deben afectar a la nación y pueblo haitianos en su sagrado derecho al propio desarrollo y a
    preservar su identidad.
  6. Que ningún actor o fuerza de Las Américas o fuera del Continente, debe intervenir en la situación
    de deterioro extremo de Haití, con el propósito de impulsar agendas o intereses que no sean el
    compromiso de rescate y reconstrucción de Haití en Haití.