En Argentina obligan a pasar un curso de ideología de género para obtener licencia de conducir

En el caso de que el aspirante a carnet de conducir no supere la prueba sobre ideología de género, se podrá repetir el examen en el plazo de un mes, con un máximo de tres veces en el año.

337

Buenos Aires, RDHerald.- Argentina impone un curso de adoctrinamiento en ideología de género a quienes quieran obtener el licencia de conducir en el país. Los materiales aprobados por el Gobierno argentino forman parte del examen teórico y tienen igual trato que la mecánica, la seguridad o la señalización vial.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial de Argentina ha emitido una disposición que obliga a partir de ahora a realizar un curso sobre «identidad de género» para obtener el carnet de conducir.

La resolución 54/2021 publicada por la Ministerio de Transporte aprueba la creación de una Guía práctica de comunicación con sensibilidad de género del transporte elaborada por la Dirección de Políticas de Géneros y Diversidades que tiene por objetivo «transversalizar la perspectiva de género en las políticas del Ministerio de Transporte» (sic).

Anuncios

El Ministerio de Transportes defiende que esta política también está vinculada a la Convención sobe Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) de la ONU, la IV Conferencia de la Mujer de la ONU celebrada en 1995 en Pekín y los llamados Principios de Yogyakarta (que no tienen ninguna fuerza vinculante en el derecho internacional.

El adoctrinamiento que supone esta medida no es en absoluto disimulado por el Gobierno de Argentina. Tal y como defiende el ministerio, «la comunicación tiene un rol fundamental en la construcción del pensamiento y del imaginario social, no podemos impulsar políticas públicas con perspectiva de género sin tener en cuenta el componente comunicacional».

Así, la referida guía, «promueve un uso del lenguaje que sea inclusivo, reconociendo y visibilizando a las mujeres y diversidades, colectivos hasta ahora invisibilizados en el sector transporte producto de los estereotipos y limitaciones vinculadas a competencias supuestamente masculinas».

Parte del examen teórico

En la disposición 152/2021 publicada en el Boletín Oficial de la República Argentina, la Agencia Nacional de Seguridad Vial reconoce que su misión fundacional es «la reducción de la tasa de siniestralidad» y expedir la licencia de conducir «respondiendo a estándares de seguridad, técnicos y de diseño».

Así se prevé el estudio de materias relacionadas como conducción segura, mantenimiento del vehículo, conducción eficiente, etc.

Sin embargo, acogiéndose a la ley contra la violencia contra las mujeres y la ley de Identidad de Género, obviamente fuera del ámbito de la seguridad vial, afirma que «se entiende necesario incorporar en el curso obligatorio para el otorgamiento de la Licencia Nacional de Conducir, un módulo que contemple la temática en cuestión y promueva valores de igualdad y la deslegitimación de la violencia contra las mujeres en la conducción de vehículos, la vía pública, la seguridad vehicular y todo lo relativo a la materia».

En el caso de que el aspirante a carnet de conducir no supere la prueba sobre ideología de género, se podrá repetir el examen en el plazo de un mes, con un máximo de tres veces en el año.

Entre los contenidos relacionados con la ideología de género a los que deberán enfrentarse los argentinos se encuentran Roles y estereotipos de género, identidad de género, violencia de género, «masculinidades: patriarcado y heteronormatividad», mitos sobre violencia, «feminicidios, travesticidios, transfemicidios y crímenes de odio» o «acceso y participación de mujeres y diversidades en el sector transporte» (sic).
Diga «las, los, les transeúntes», no «los peatones»

La Guía Práctica de Comunicación con Sensibilidad de Género del Transporte considera que, más allá de lo que digan instituciones de prestigio como la Real Academia Española en materia de génesis y uso del género gramatical, «por más que la tradición académica diga que es correcto y normativo usar el masculino para referirse tanto al género masculino como al femenino, las transformaciones sociales indican lo contrario».

Sobre esta premisa, se alecciona sobre la conveniencia de usar expresiones como «las, les y los transeúntes» en vez de «los peatones» como forma de incentivar el uso de sustantivos genéricos.

Los responsables de la seguridad vial en Argentina también creen conveniente eliminar los artículos determinantes, suprimir los sustantivos con marca de género o el sujeto en las frases, así como usar pronombres neutros, evitar expresiones que conlleven estereotipos de género o evitar sustantivos con la palabra hombre.

Pasado el capítulo de las cosas a evitar, comienza el de aquellas formas de expresión que consideran obligatorias como «incluir siempre a entidades no binarias y disidentes en el discurso», «evitar la utilización de la expresión ‘la mujer’ para referirse a las mujeres», y el uso de simbología ajena a la gramática española como la @ para eludir las desinencias morfológicas del género gramatical.

La guía también da pautas sobre cómo debe ser la cartelería y la señalética de acuerdo a la ideología de género o sobre los contenidos que considera aceptabñes en las redes sociales del Ministerio de Transportes.

Anuncios