Empresario Italo-Canadiense condenado a 20 años de prisión por intento de asesinato

54

Santo Domingo, RDHerald.- El Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó la madrugada de este sábado a 20 años de cárcel y al pago de una indemnización de 2 millones de pesos al empresario italo-canadiense Antonio Carbone, encontrado culpable del intento de asesinato del que fue objeto en el 2014 el gerente de Dream Casinos Corporation S.R.L, Fernando Báez Guerrero.

El tribunal encontró a Carbone culpable de tentativa de asesinato por la explosión con una bomba de fabricación cacera del vehículo de Báez Guerrero, diciembre del 2014, en el sector Los Cacicazgos del Distrito Nacional. La Fiscalía del Distrito Nacional le solicitó una pena de 30 años de cárcel, pero el tribunal decidió imponerle 20 años, por no haber sido el autor directo sino el intelectual. Su defensa la asumió el abogado Tomás Castro.

El tribunal adoptó la decisión tras declarar buenas y validas las pruebas aportadas por el Ministerio Público, con las cuales demostró que Báez Guerrero fue víctima de un atentado tras llegar a su residencia, en diciembre del 2014. Mientras que la defensa de Báez Guerrero la asumieron los abogados Abel Rodríguez del Orbe, Manuel Pérez y Bienvenido Rodríguez, quienes se acogieron al dictamen de la Fiscalía del Distrito Nacional, de que se le impusiera 30 años de cárcel.

En cambio, el tribunal decidió imponerle 20 años, por ser la pena inferior que le corresponde después del autor material. El autor material aún perseguido por las autoridades y su nombre no ha sido revelado, bajo el alegato que de que podría entorpecer la investigación. Por el hecho, se encuentran prófugos su hermano Francesco Carbone y Andrés Kan, quienes junto a él también son procesados por el escándalo internacional de Dream Casinos S.R.L que investigan las autoridades de Canadá y República Dominicana.

Carbone guarda, además, prisión preventiva a raíz de una querella presentada en su contra y otros por el canadiense Andrew Michael Pajak, como consecuencia del escándalo internacional de Dream Casinos. Por este caso, el Sexto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional dictó tres meses de prisión en su contra. Carbone, junto a su hermano Francesco Carbone (prófugo), Zeljko A. Zderic, Andrés Kan y otros, están acusados de formar parte de un entramado fraudulento que intentó apropiarse de las acciones de Drean Casinos Corporation S.R.L.

Los acusados alegan ser accionistas de Dream Casinos Corporation S.R.L, a pesar de una sentencia la Corte Superior de Ontario, Canadá, que los ordena devolverle sus acciones al señor Andrew Pajak, quien alega ser el dueño mayoritario, con un 99.9% de las mismas. Por tal razón, Dream Casinos Corporation rechazó que los hermanos Antonio y Francesco Carbone tengan acciones en esa empresa. Asimismo, se desvinculó de una investigación simultánea que realizan las autoridades de Canadá y del país, en torno a una alegada red internacional de sicariato.